LA INDUSTRIA CONECTADA 4.0

El concepto de “industria 4.0” hace referencia a las cuatro grandes transformaciones que el sector industrial que experimentado a lo largo de los años. Actualmente vivimos un claro proceso de transformación que viene impulsado por internet. La interconectividad de nuestra maquinaria supone una revolución en todos los procesos de producción. Pero, para entender mejor como este cambio va a influir en la industria, vamos a comenzar repasando como influyeron las anteriores transformaciones a los procesos de producción:

La primera transformación de la industria fue la aparición de las máquinas, que sustituían parte de la mano de obra y mejoraba la productividad a la vez que reducía costes. La segunda transformación llegó con la electrificación, la cual amplio enormemente las capacidades gracias a una energía mejor. El tercer paso llegó con la inclusión de los ordenadores para el control de los procesos industriales. Y hoy día, estamos inmersos en la industria 4.0 o “industria conectada”.

El concepto de Industria 4.0 (también llamada industria inteligente o Ciberindustria) es relativamente reciente y se utiliza para referirse a la introducción de las tecnologías digitales en la industria.  Consiste en una nueva manera de organizar los medios de producción que pretende alcanzar el concepto de “fábricas inteligentes” capaces de una mayor adaptabilidad a las necesidades y a los procesos de producción, así como una asignación más eficiente de los recursos.

La economía de los países depende en gran medida de su tejido industrial. Con la amenaza del estancamiento de la economía, el concepto de Industria Conectada y la transformación digital son estrategias con las que las empresas pueden seguir manteniendo su nivel competitivo y adaptarse así a los cambios requeridos en un mercado cambiante.

En este contexto, el Gobierno de España ha definido las líneas maestras de la iniciativa Industria Conectada 4.0, donde desarrollan líneas de actuación para la implementación de este plan cuyo fin es impulsar la transformación digital de nuestra industria. Los objetivos principales de esta iniciativa son:

– Garantizar el conocimiento y el desarrollo de competencias del 4.0

– Fomentar la colaboración multidisciplinar.

– Impulsar el desarrollo de una oferta de habilitadores.

– Promover las actuaciones adecuadas para la puesta en marcha de la Industria 4.0

La Comisión Europea se ha marcado el objetivo de que el PIB aportado por la industria en todos los países comunitarios, sea de entre el 16% y el 20% para 2020. En cambio, en España solo representa hasta ahora el 14%. Aunque la crisis del Coronavirus actual ha roto cualquier proyección para este año, estas cifras nos da una idea de la necesidad que tenemos en nuestro país por actualizar nuestro sector industrial para no quedarnos atrás en un mercado cada vez más competitivo. 

Las razones por las que la industria española se encuentra retrasada con respecto a sus socios europeos y por tanto, las causas que se deben atajar, son las siguientes:

– Baja apuesta por la transformación digital, la innovación y el I+D.

– Escasa presencia en mercados internacionales.

– Elevado coste energético.

– Tenemos pocas empresas de gran tamaño. Existe una alta dependencia de las microempresas y los autónomos.

Con la Industria 4.0 podemos paliar estas desventajas, apostando por la digitalización de las empresas, la nube, el IoT o la robótica. De esta forma, mejoraría notablemente la competitividad y diferenciación de nuestra industria atrayendo mayor presencia a nivel internacional. Además, estos sistemas permiten un ahorro de costes para las empresas.

Las nuevas tecnologías también están trabajando en mejorar la eficiencia y el ahorro energético. Este ahorro junto con la reducción de cotes, puede significar precios más competitivos en el mercado.

Si estos ahorros se materializan y conseguimos precios más competitivos, y esto puede desembocar en un crecimiento empresarial. De esta forma las empresas españolas crecerían en tamaño salvando la brecha que hoy tenemos con nuestros socios comunitarios.

La Industria 4.0 ya está en marcha. Todo el tiempo que una empresa tarde en transformarse digitalmente es tiempo perdido en el que competirá en clara desventaja frente al resto del sector.

A continuación repasamos algunos cambios que esta nueva revolución está trayendo a nuestros centros de trabajo.

Por ejemplo, la tecnología de la información puede sustituir gran parte de la burocracia en papel por métodos digitales más fáciles y baratos, se pueden usar los nuevos servicios en la nube para obtener recursos antes inimaginables sin tener un centro de datos o realizar análisis de gran volumen gracias al Big Data.

En esa misma línea, tenemos que tener en cuenta, que tener “conectada nuestra planta”, nos permite tener acceso a una cantidad de datos, que de otra forma no podríamos obtener con precisión. Analizar esos datos gracias al Big Data, nos permite mejorar procesos de producción, realizar simulaciones de cambios en esta o detectar posibles problemas antes de que estos detengan nuestra actividad.

El IoT ( Internet of Things o Internet de las Cosas) el cuál hemos mencionado anteriormente, permite conectar las máquinas industriales entre sí para que envíen información y trabajen de una forma holística, reducir las latencias e incluso tener capacidad para reaccionar en tiempo real a posibles inconvenientes. Se podría decir, que las máquinas pueden “hablar” entre ellas.

Para una empresa que pone todo su valor en la digitalización es primordial la seguridad. Y son precisamente estas nuevas tecnologías de la nube e IA las que pueden traer importante medidas de protección centralizadas. Así se facilita enormemente sistemas de mantenimiento preventivo por ejemplo.

Internet ha supuesto una revolución en muchos ambitos de nuestra vida diaria y es un claro vector de cambio en cuanto a la producción industrial se refiere. La conectividad de nuestras plantas, al igual con las anteriores transformaciones, es un proceso inevitable y es cuestión de tiempo que estos cambios se vayan imponiendo en todas las industrial. Teniendo esto en cuenta, es importante que tu empresa se familiarice con estos conceptos lo antes posible, ya que las primeras empresas que implanten estos cambios obtendrán una clara ventaja competitiva.

© 2019 VILPA MANTENIMIENTOS INDUSTRIALES