EL COSTE DE UNA MAQUINARIA MAL MANTENIDA.

La situación actual ha obligado a muchos sectores a detener su producción, pero pronto la mayoría de los sectores industriales podrán volver a la normalidad, por eso es un buen momento para detenerse a revisar el mantenimiento de nuestra maquinaria.


Los días de inactividad pueden afectar al funcionamiento de algunos procesos, de ahí la importancia de tener un mantenimiento preventivo de cara a retomar la producción. Un mal mantenimiento o la falta de previsión en este puede llevarnos a paradas imprevistas, desgaste acelerado de la planta y un aumento en el presupuesto de mantenimiento correctivo.


Aunque podamos pensar que es momento de reducir el presupuesto destinado a mantenimiento preventivo de nuestra planta, tomar una decisión en esta línea puede llevarnos a provocar unas perdidas superiores al ahorro que se pretende.


El presupuesto medio destinado al mantenimiento de una planta industrial ronda al 3% del coste anual. Calcular el posible coste de un mal mantenimiento, o un mantenimiento correctivo, es más complicado. Si optas por un mantenimiento correctivo, es decir, si decides no invertir en un mantenimiento preventivo y esperas a que el problema se presente, debes de contar con que puedes sufrir una parada imprevista en tu producción, con el coste que en sí mismo supone, además de sumarle la propia reparación en cuestión.


Teniendo en cuenta que los costes por reparaciones de maquinaria dañada son siempre más elevados que el mantenimiento preventivo, añadiéndole el coste por una parada indeterminada de la producción, los costes asumidos por una sola avería siempre son superiores que cualquier reducción de presupuesto en mantenimiento prevista. El mantenimiento preventivo ayuda a evitar averías y a reducir los posibles periodos de inactividad, contribuyendo de esta forma a aumentar nuestra productividad de nuestra planta a lo largo del año.


Es importante conocer los riesgos e inconvenientes de no hacer un mantenimiento en el momento adecuado. Si ahora tu maquinaria ha pasado un tiempo parada, o si tenemos pensado aumentar nuestra producción más de lo habitual, debemos de tener en cuenta que la falta de un mantenimiento preventivo puede llevar a que las averías se multipliquen: desgaste de piezas, obstrucciones…sin la previsión adecuada vas a ciegas y te expones a que tu producción se detenga en cualquier momento, ya que este tipo de mantenimiento está destinado a evitar situaciones imprevistas.


Otro de los riesgo más importantes a tener en cuenta es la reducción de la vida útil de la maquinaria. Un mal mantenimiento de tu maquinaria comienza a dar signos de desgaste a partir del tercer año de uso, momento en el que la degradación de su estado comenzará a causar problemas que no corresponden con la vida útil de la maquinaria. Que se acorte la vida útil de tu maquinaria solo significa una cosa, aumentar la inversión y los costes de tu planta. Por eso, un mantenimiento preventivo te ayudará a alargar la rentabilidad de tu maquinaría, y por tanto reducir los costes de inversión.


También es importante conocer las opciones que el mantenimiento preventivo nos ofrece. Los servicios de retrofitting, destinados a la maquinaria antigua de tu planta, se dedican a acondicionar, actualizar y mejorar tu maquinaria para adecuarla a nuevos proceso o a un aumento de la producción. Ahora podemos mejorar o sustituir los componentes de nuestra maquinaria para evitar que se queden obsoletos o que el desgaste de una pieza concreta suponga una inversión mayor. Ya se trate de componentes mecánicos o eléctricos, podemos actualizar la maquinaria de la que disponemos para mejorar la productividad o incluso, mejorar la calidad final de nuestro producto.


Con las opciones que hoy día tenemos, no invertir en un mantenimiento preventivo siempre será más costo que atender las averías de nuestro equipo (mantenimiento correctivo). Por eso la mayor parte de las industrias prefieren optar por una estrategia de mantenimiento preventivo de su maquinaria. Ya que optar por un mantenimiento correctivo puede suponer un mayor desequilibrio en los presupuesto de costes. Algunos meses, los gastos en mantenimiento pueden verse reducidos, pero cuando aparezca la avería, los picos de gastos serán más difícil de asumir, además de los numerosos costes adicionales que supone el desgaste de la maquinaria. El mantenimiento preventivo apuesta por unos gastos distribuidos a lo largo del ejercicio, siendo un factor mucho más estable durante el desarrollo de tu actividad.


Repasemos los beneficios que supone llevar un mantenimiento preventivo de tu maquinaria:
-Reducción de averías
-Reducción de riegos
-Reducción de periodos de inactividad
-Reducción de costes
-Mejora de la rentabilidad de la inversión
-Mejora la calidad del producto final
-Aumento de la productividad


Reducir tu presupuesto en mantenimiento u optar por un mantenimiento correctivo ha demostrado ser una opción más costosa que beneficiosa, no solo por los riesgos que supone, sino por la inestabilidad que esta estrategia puede conllevar para tu negocio. Una estrategia de mantenimiento correctivo puede llegar a suponer un 10% de pérdidas de la producción anual. Teniendo todo esto en cuenta, deberías de contemplar el mantenimiento preventivo como condición indispensable a la hora de retomar la actividad, ya que lo consideramos fundamental para ahorrar gastos y mejorar la rentabilidad de tu planta.

© 2019 VILPA MANTENIMIENTOS INDUSTRIALES